Museo de Arte e Historia “Casa de los Celis”


Una hermosa y tranquila casa colonial se erige aun hoy en el casco histórico de nuestra ciudad, representando las construcciones típicas del siglo XVIII. El Museo de Arte e Historia “Casa de los Celis” ofrece a los valencianos la oportunidad de disfrutar de valiosas colecciones de arte colonial, antropología, paleontología, libros, antiguos documentos originales y más.


Este Monumento Nacional, sede de la Fundación “Lisandro Alvarado”, se encuentra ubicado en la esquina en la que se cruza la Avenida Soublette con la Calle Comercio y abre sus puertas al público de lunes a viernes, desde las 9:00 de la mañana hasta las 2:00 de la tarde, y los sábados desde las 9:00 hasta la 1:00 de la tarde.

La labor más relevante que allí se lleva a cabo es la educativa, según aseguran quienes forman parte de la fundación. Gran cantidad de jóvenes pasan por sus salas a lo largo de cada año, en donde se les invita a comprender la importancia de la conservación y protección del acervo histórico y cultural, no sólo de la región, sino de nuestra nawción.

En el interior de este museo se encuentran la Colección Andrés Pérez Mujica, la Colección de Arte Colonial, la Colección Hallazgos y sueños (antropología y paleontología), el Archivo Histórico “María Clemencia Camaran” (que posee un compendio de documentos originales pertenecientes a la época de la independencia, 1817 – 1900), una cocina colonial, una sala de conferencias, la Biblioteca “Dra. Henriqueta Peñalver” (estantería abierta en áreas de: antropología y sociología, literatura, artes, museología, historia y geografía), y las oficinas del personal de la fundación.


La historia que contienen sus paredes

Esta casa colonial contiende una larga historia entre sus tranquilas paredes. Luego de haber pertenecido al Coronel de Caballería y Alcalde Ordinario de Primera Nominación del Ayuntamiento de la Nueva Valencia del Rey, Don Ramón de Ibarrolaburu y Añorga, enfrentó los avatares de la guerra.

Durante la Guerra Independentista, la casona estuvo ocupada en ocasiones por los españoles y otras veces por los patriotas. Se sabe que el 24 de Junio de 1821, sirvió de hospital para alojar a algunos de los heridos recogidos de la Batalla de Carabobo, y se dice también que allí velaron también los cadáveres de Cedeño y Plaza.

Lograda la Independencia, el Coronel Ibarrolaburo, decidido defensor de la causa realista emigró a España. Al ser confiscados sus bienes por el Gobierno de la República en 1826, la Casa se transforma en Hospital Militar. Más tarde, en pagos de haberes militares, fue entregada al Prócer José María Briceño, pero a su muerte, poco después de una década, su esposa la vende a la familia Pulido Méndez.

El 11 de Mayo de 1839 la casona es adquirida por la familia Celis, gente distinguida y de alta alcurnia, la cual le realiza numerosas mejoras y reparaciones y le otorga la designación con la que se le conoce hoy en día. La Casa de los Celis, fue dividida por razones de distribución hereditaria al extenderse la familia colateralmente.


Para el año 1964, esta construcción colonial fue declarada Monumento Nacional, pero a pesar de esto se encontraba en ruinas. Henriqueta Peñalver Gómez, quien para esa época iniciaba el rescate del Acervo Arqueológico del Estado y encabezaba el Instituto de Antropología e Historia, pide su restauración. Contando con la colaboración de Saturno Guerra, Cronista de la Ciudad en aquel entonces, Luis Blanco Gasperi y Alfonso Marin, comisionados del Acervo Histórico de la Nación, logra que el Ministerio de Relaciones Interiores se interese en esto y la de en Comodato al instituto que ella presidía.

Después de haber sido restaurada, la misma es destinada al Museo de Arte e Historia “Casa de los Celis”, en el año 1971. Este Museo se inicia con la Colección de Obras de Arte del pintor y escultor valenciano Andrés Pérez Mujica, donada a la Nación por su viuda, Tatiana de Pérez Mujica, con el préstamo de algunas Obras de Arturo Michelena y con una colección perteneciente a Henriqueta Peñalver, de Arte Religioso.

Posteriormente, se logran rescatar de los depósitos de la gobernación, los Archivos Históricos del Estado. Estos guardan los documentos originales desde 1817 hasta 1900, pertenecientes a la época de la Independencia y la República. Así, con la ayuda de la escritora venezolana María Clemencia Camaran y del historiador Francisco Morales Urbano, se inicia el Archivo al cual se le dio el nombre de esta ilustre poetisa carabobeña.


En el año 1979, el Instituto de Antropología e Historia se convierte en la Fundación “Lisandro Alvarado”, en honor al ilustre médico y científico venezolano. Este cambio jurídico se hace para propiciar una mayor divulgación y así poder proyectar las investigaciones científicas a otras áreas de estudio. Bajo ese nombre ha funcionado hasta la actualidad.

Enlaces de interés:
http://ww.casacelis.com.ve/

Escrito por Laura Gamundí
Miércoles 9 de marzo de 2005 a las 6:04 pm ( )

Comentarios

No se aceptan más comentarios para esta noticia.


Cámara Venezolana de Comercio Electrónico Capítulo de Medios Interactivos Apple Computers Interactive Advertising Bureau Google Analytics



B612 Comunicación Digital valencia.com.ve - v3.0 - se publica bajo licencia Creative Commons.
© 2003-2008 Valencia - Venezuela.