La Colonia Tovar: encanto y tradición alemana


El fresco clima, la vegetación, particular arquitectura y exquisita gastronomía que ofrece la Colonia Tovar, la convierten en un escape perfecto de la rutina diaria. Éste lugar, como pocos, ofrece variadas opciones para personas de diferentes edades y presupuestos.


Al extremo oriental de la zona costera del Estado Aragua, por la Autopista Regional del Centro, vía la Victoria o bien, desde Caracas, por la Carretera vía El Junquito, las montañas resguardan un asentamiento alemán que convive en armonía con el ambiente natural que la rodea y comparte con el Monumento Natural Pico Codazzi y el parque nacional Henri Pittier.

En el camino a este poblado, al empezarse a vislumbrar un par de casitas muy dispersas, se encuentran algunas planicies en las montañas que son utilizados como miradores por los turistas, desde donde se puede observar el valle a plenitud y, con un poco de suerte, a un par de aventureros del aire practicando parapente.

Pasados este punto, cada vez más cerca del lugar, predomina un paisaje de bosque nublado, las temperaturas bajan y la neblina hace acto de presencia, es así como se disipan las dudas y comienzan a aparecer casas y casitas con el atractivo y estilo típico de las aldeas del sur de Alemania.


Este asentamiento existe y se mantiene hasta hoy como un pequeño extracto de Alemania gracias a la donación de las tierras por parte de Don Manuel Felipe de Tovar y la labor del geógrafo y explorador, Coronel Agustín Codazzi, quien concibe un proyecto para el desarrollo industrial y agrícola del país. Es así como en 1843 se funda esta singular colonia rica en cultura y tradiciones de casi 400 inmigrantes provenientes del suroeste de Alemania.

Si se viene de la capital, el pueblo se extiende tras un arco y dos torres de tejas rojas que dan la impresión de ser una muralla de tiempos medievales, éste da la entrada a un lugar único en Venezuela, donde sus habitantes en la actualidad se dedican mayormente a la agricultura y al turismo.

Es precisamente la frescura y abundancia de las verduras y legumbres, las frutas como las fresas, duraznos y ciruelas y hasta flores bien preservadas, una de las razones por las cuales es tan popular. En las cercanías de la iglesia del pueblo, que se mantiene acogedora a pesar de los años, están dispuestos los puesticos que venden esto, además de dulces y pintorescas artesanías.

Para saborear platos típicos, existen una variedad de restaurantes o locales donde se consiguen, entre muchas otras opciones, las famosas salchichas alemanas, la cerveza Tovar, que se produce en la zona, y en cuanto postres se refiere se pueden conseguir los strudels, tartaletas y las fresas y/o melocotones con crema.


Para disfrutar de todo lo que tiene para ofrecer este apacible lugar de clima fresco y aire puro, ideal para visitar en pareja, con la familia o amigos, por todo el pueblo se consiguen cabañas, posadas y hoteles para los que deseen extender su visita. Cada uno tiene características que los hacen particulares, como restaurantes, la hermosa vista, frondosos jardines, o como el caso del Selva Negra, por ser el primer hotel que se construyó en la Colonia Tovar, atrayente por ser una edificación histórica que se mantiene hospedando a los turistas.

La amabilidad y atención cordial de sus habitantes, el agradable clima, degustar deliciosos manjares germanos y descender por el valle aragüeno acompañados de un tranquilo atardecer, hacen de ésta la escapatoria perfecta de la rutina.

Enlaces de interés:
- http://www.coloniatovar.net/
- http://www.hotelselvanegra.com/

Escrito por Carolina Ardila
Jueves 3 de mayo de 2007 a las 2:55 pm ( )

Comentarios

No se aceptan más comentarios para esta noticia.


Cámara Venezolana de Comercio Electrónico Capítulo de Medios Interactivos Apple Computers Interactive Advertising Bureau Google Analytics



B612 Comunicación Digital valencia.com.ve - v3.0 - se publica bajo licencia Creative Commons.
© 2003-2008 Valencia - Venezuela.